Teléfono : 968 577 849

CÓDIGO ÉTICO

CÓDIGO ÉTICO

Estimados Clientes:

En el panorama económico actual, ante unos consumidores, clientes e inversores cada vez más informados y exigentes, viene existiendo una tendencia innegable según la cual, no sólo cuenta ser rentable, sino también, cómo se es rentable._

Así en las empresas modernas empiezan a ser fundamentales valores como la honestidad, la rectitud, el cuidado del medio ambiente, el desarrollo profesional y la igualdad de oportunidades, la información detallada, el uso y la protección de activos, la lucha contra los pagos irregulares y el blanqueo de capitales, la repudia a la corrupción… En definitiva el respeto a unos valores éticos.

Es por esta razón que se está haciendo imprescindible, que toda empresa o persona jurídica moderna disponga de un código de conducta o código ético o de valores corporativos, que constituya un marco de conducta de obligado cumplimiento para los integrantes de la compañía y que pueda ser conocido por sus clientes e inversores.

Algunos de los beneficios que proporcionan a las empresas el contar con un Código Ético son:

+Mejora la imagen corporativa de la empresa. La existencia de un Código de Ética práctico y razonable, bien fundamentado y coherente, es un elemento clave de legitimidad y permite ganar el respeto y lealtad de los clientes, proveedores e inversores.

+ Transmite un mensaje sincero a los públicos interesados fuera de la empresa. Un Código de Ética establece y proyecta una imagen concreta y sincera, respecto del fuerte compromiso con que una empresa maneja corporativamente sus negocios con sus proveedores, clientes y otros públicos interesados.

+ Mejora la confianza de los inversores. Las empresas que tienen y aplican un Código generan una mayor confianza y certeza en sus inversores respecto de que su inversión generará la rentabilidad ofrecida y cumplirá con los principios éticos establecidos.

+ Genera lealtad y cooperación de los trabajadores de la empresa.

+ Establece las pautas de conducta y los criterios por los cuales se regirán todos los integrantes de la empresa al realizar acciones o tomar decisiones, colocando a todos los integrantes de la empresa bajo los mismos principios.

+ Mejora la rentabilidad y reduce los costos funcionales.

+Protección de los intereses económicos. El cumplimiento de un Código de Ética protege los intereses económicos de la empresa pues establece normas para salvaguardar los activos tangibles e intangibles.

+Y entre otros, juega un papel esencial para la determinación de la responsabilidad de la empresa y de los representantes legales de la misma.

En cuanto a esto último, es fundamental la reforma operada en nuestro Código penal por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, y que entró en vigor 1 de julio de 2.015. Siendo de destacar, dentro de esta amplia reforma, la que afecta al artículo 31 bis, según el cual se exime de responsabilidad a los representantes legales de las personas jurídicas cuando se cumplan las siguientes condiciones que, debido a su importancia, nos permitimos transcribimos literalmente:
1.ª El órgano de administración ha adoptado y ejecutado con eficacia, antes de la comisión del delito, modelos de organización y gestión que incluyen las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos de la misma naturaleza o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión;

2.ª La supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención implantado ha sido confiada a un órgano de la persona jurídica con poderes autónomos de iniciativa y de control o que tenga encomendada legalmente la función de supervisar la eficacia de los controles internos de la persona jurídica;

3.ª Los autores individuales han cometido el delito eludiendo fraudulentamente los modelos de organización y de prevención y

4.ª No se ha producido una omisión o un ejercicio insuficiente de sus funciones de supervisión, vigilancia y control por parte del órgano al que se refiere la condición 2.ª
Siendo ello aplicable tanto a los delitos cometidos de los representantes de la persona jurídica como a las personas sometidas a la autoridad de las mismas, esto es, los propios trabajadores.

En definitiva, si el contar con un código ético o de conducta y valores corporativos que concrete el respeto a unos valores éticos exigidos cada vez con mayor ahínco por los clientes, consumidores  e inversores,  venía siendo una exigencia de toda empresa moderna, con la llegada de la nueva reforma del Código Penal, la cual condiciona la responsabilidad penal de los representantes legales de la misma a la existencia y correcta implantación de estos, el disponer de un adecuado código ético o de conducta y valores corporativos se hace absolutamente imprescindible.

En Abogados Torre-Pacheco le ofrecemos un asesoramiento particularizado en esta materia, realizando un código de conducta y valores corporativos adaptado a las necesidades de cada empresa, contando para ello con profesionales especializados en derecho de empresas y asesoramiento fiscal y contable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *